Acerca del Domingo

Queridas hermanas y hermanos.

Estos días estamos viviendo una situación absolutamente nueva para todos. Ante la cual no estamos preparados. Ante la alerta, es necesario seguir las recomendaciones sanitarias. Quiero aprovechar para recordaros algunas cuestiones para vivir estos días con mayor tranquilidad y con responsabilidad.

El Catecismo nos dice acerca del Domingo y la Eucaristía.

«La Eucaristía del domingo fundamenta y confirma toda la práctica cristiana. Por eso los fieles están obligados a participar en la Eucaristía los días de precepto, a no ser que estén excusados por una razón seria (por ejemplo, enfermedad, el cuidado de niños pequeños) o dispensados por su pastor propio […] Catecismo. nº2181

Esta es una razón verdaderamente seria. Así que estáis todos excusados. 

Hay una recomendación en el Código de Derecho Canónico que nos puede ayudar a vivir el Domingo sin la celebración de la Eucaristía y sin congregarnos. 

«Cuando falta el ministro sagrado u otra causa grave hace imposible la participación en la celebración eucarística, se recomienda vivamente que los fieles participen en la liturgia de la Palabra, si ésta se celebra en la iglesia parroquial o en otro lugar sagrado conforme a lo prescrito por el Obispo diocesano, o permanezcan en oración durante el tiempo debido personalmente, en familia, o, si es oportuno, en grupos familiares.»

Os invitamos a tomar en cuenta esta idea de guardar el Domingo un momento de oración y escucha de la palabra de Dios en la familia. 

Es necesario en este tiempo en el que el temor invade nuestra vida, encontrar el fundamento de nuestra Esperanza, Fe para orar y estar muy atentos a la Caridad.

En breve recibiremos una carta de nuestro obispo, D. Carlos. ayudándonos a vivir estos días. 

Gracias por vuestra oración tan necesaria en estos momentos. Y recibid un cordial saludo en Cristo.

+ricardo

Navegación de entradas